Contactar
  • Español
  • Português
Inicio
El Proyecto
Socios
Objetivos y Actividades
Últimas noticias
Hemeroteca
Eventos
Documentos
Galería de imágenes
Enlaces de interés
¿Sabías que...
Aquamac (2003-2005)
Sanidad advirtió de la toxicidad del agua y el Ayuntamiento ´hizo caso omiso´

Fuente: La Provincia 19/04/2009

TERESA GARCÍA La Consejería de Sanidad del Gobierno canario acusó ayer al Ayuntamiento de la capital grancanaria y a la compañía Emalsa de "hacer caso omiso" a la advertencia que remitió a ambas entidades el pasado mes de marzo para que avisaran a la población de que el agua de abasto no puede ser utilizada para beber, cocinar o preparar alimentos, debido a un exceso de boro.

propio gerente de la compañía Emalsa, Jesús Blanco, reconoció el pasado viernes que desde finales del pasado año se sabía que el boro rebasaba los niveles permitidos.


Pese a ello, Emalsa no emitió hasta última hora de la tarde de ayer un comunicado advirtiendo a los ciudadanos de que no se puede consumir el agua del chorro, una restricción del consumo que deberá mantenerse, aclaró la Consejería de Sanidad, hasta que nuevos análisis reflejen que la concentración de boro en el agua no supera "en ningún caso" un miligramo de boro por litro.


La prohibición del uso del agua desalada, que presenta unos niveles de boro de entre 1,1 y 1,3 miligramos por litro pese a que la normativa sanitaria sólo permite un miligramo, afecta también a su utilización en la industria alimentaria.


Sanidad emitió ayer un comunicado para salir al paso de las declaraciones realizadas el pasado viernes por el concejal de Desarrollo Sostenible, Néstor Hernández, quien sostuvo que era a la Consejería a la que le correspondía establecer si el agua es potable o no. A juicio de Sanidad, Emalsa "es perfectamente conocedora" de su responsabilidad de informar tanto a la población como a las autoridades sanitarias de cualquier anomalía que ocurra con el agua.


Según el departamento que dirige Mercedes Roldós, tanto el Ayuntamiento como Emalsa fueron informados el pasado mes de marzo del "incumplimiento flagrante" de la normativa sanitaria, al no informar de los datos sobre la concentración de boro, tal y como establece la normativa sanitaria. El Real Decreto 140/2003, recuerda, obliga a incorporar de manera periódica en el Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (Sinac) todos los parámetros, por los que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

 
© 2017 Instituto Tecnológico de Canarias, S.A.
Información legal e institucional | Política de Protección de Datos

Sitio optimizado para Internet Explorer. Se necesita Macromedia Flash Player 8 ó superior